lunes, 27 de octubre de 2014

Dioses de barro

Tarde de teatro en el Centro Cultural Federico García Lorca de Rivas Vaciamadrid, Amores, desamores y otras zarandajas.
Lecturas dramatizadas que como reza el programa <<Qué mejor excusa que el AMOR para hacer un recorrido por los textos de nuestros grandes autores. Amores, desamores... y todas esas zarandajas de intereses, celos, engaños, sexo...>>
Se abre el telón y los actores pisan el escenario cantando Cómicos para tomar posición en él. Chete Guzmán, director de la compañía <<Unicornio Teatro>> nos traslada al 14 de febrero de un año cualquiera y nos invita a hacer un viaje a través del amor, la música y la literatura.

¡AY EL AMOR!
La banda sonora entre textos la pusieron canciones tan conocidas y variadas como: Romance de Curro el Palmo, Ay Amor, Amor de hombre o la sorpresa de Yolanda Alonso, una de las componentes del grupo de teatro que puso música y voz a un soneto de Lope de Vega.
Los textos dramatizados forman parte de grandes obras de la literatura española. Drama y comedia que levantó sentimientos entre el gran número de público que se acercó hasta el García Lorca para ver la representación.
La vida es sueño
Don Juan Tenorio
Divinas palabras
El amor de don Perlimplin y Belisa en su jardín
Bodas de sangre
Las bicicletas son para el verano
La casa de Bernarda Alba
Don Mendo

¡AY EL AMOR!
Vaya desde el blog nuestra enhorabuena a todos los miembros de <<Unicornio Teatro>> por su buen hacer y a Chete Guzmán como director de la compañía.
Mención especial para nuestra compañera de Letras Vivas, Elena Muñoz, por su magnífica interpretación en: Las bicicletas son para el verano, La casa de Bernarda Alba y Don Mendo.
Fotografía: Mónica Carazo


miércoles, 22 de octubre de 2014

La risa que enamoró a Platero


Conocer a Juan Ramón Jiménez desde él mismo es la oportunidad que brinda La luz con el tiempo dentro, la primera película de ficción que se rueda en España sobre el nobel de literatura, que permitirá descubrir la actitud del poeta ante su propia vida y obra.
La idea del director Antonio Gonzalo, después de seis años en un cajón, ha resurgido y ha encontrado el apoyo necesario para hacerse realidad y, poco a poco, va cobrando vida en un rodaje que ha llevado al equipo a localizaciones a Jerez (Cádiz), Sevilla y, como no podía ser de otra forma, Moguer (Huelva), la localidad natal del poeta.
<<La historia se ciñe a la biografía. Hay muchísimos datos, pero no es nada que se pueda parecer a un documental, sino todo lo contrario, pues llegué a la conclusión de que a este hombre tan especial sólo se le podía contar desde él mismo, para ser honestos, para no juzgar>>, explica. Asegura que es una película sobre su vida, pero <<en un sentido muy íntimo y aprovechando en la medida de lo posible lo que él dejó escrito sobre lo que él sentía con respecto a las cosas>>.
No falta el amor, el dolor y, tampoco, el humor, que ha querido incorporar en la cinta cuando cuenta el principio de la relación de Juan Ramón con Zenobia, la que después sería su esposa.
Zenobia, esa persona de cuya risa se enamoró Juan Ramón Jiménez incluso antes de conocerla, una mujer <<valiente, autónoma y muy alegre, tanto que decía que, hasta cuando quiero llorar, río>>, recuerda Tamara Arias, la actriz encargada de dar vida a este personaje del que se confiesa <<absolutamente enamorada>> y al que se ha enfrentado <<con mucho respeto>>.
Ella interpreta a la mujer de Juan Ramón desde su adolescencia, cuando se conocen, hasta su muerte, lo que obliga a un proceso de caracterización importante y, al mismo tiempo, que haya tenido que conocerla en todos las facetas de su vida. La película contribuirá a dar a conocer a esta mujer que "para nada estuvo en un segundo plano" y que era <<muy positiva, resolutiva y práctica>>.
Ilusión, emoción y ganas de honrar la memoria de Juan Ramón Jiménez, su vida y su obra, son los ingredientes personales que ha puesto el equipo en el rodaje de La luz con el tiempo a dentro. Película que se prevé pueda ser estrenada para finales de este año 2014.
Fuente: La Razón.es 

viernes, 17 de octubre de 2014

Vulgarizar no, socializar



<<Clásicos es un proyecto de divulgación que hoy vuelve a casa>>
Con esta frase Antonio Daganzo dio comienzo su intervención en la presentación de su obra Clásicos a contratiempo que tuvo lugar ayer tarde en el Centro Social de Covibar.
La presentación del libro corrió a cargo de Manuel Hernández y Elena Muñoz, está última destacó el trabajo de investigación realizada por Daganzo, un trabajo arduo y persistente, que requiere de muchas horas.
Habló también del carácter pedagógico de la obra, estructurada cronológicamente a partir de los autores y como consecuencia de sus obras, además de afrontar las partituras desde el punto de vista del autor.
Y el carácter literario, ya que a pesar de tratarse de un ensayo sobre la música clásica, el lenguaje, la construcción de las frases, la arquitectura de la palabra o su belleza, la convierten en una obra literaria.
Daganzo tomó la palabra para contar al público asistente la historia de esta obra nació del extinto Radio Rivas en octubre de 1996. Desde su inicio hasta el año 2000 contó con la colaboración de Roberto Montes, de 2000 a 2008 Antonio Daganzo condujo el programa en solitario.
Destaca una fecha en este recorrido y es el año 2003 cuando se inició la emisión de Clásicos a contratiempo a través de la red, llegando de esta manera a todos los rincones del planeta y teniendo especial relevancia en el público de Iberoamérica.
Cuenta Daganzo que nunca le pesó la disciplina de Clásicos, ni en su época de estudiante, al acercarse la fecha de los exámenes, ni durante su trabajo como periodista ni tampoco durante su trayectoria literaria, que requiere de tanto tiempo y soledad.
Recuerda con especial cariño cuando actuó en directo el Coro de la Escuela Municipal de música, o la visita de Paco Galindo, vecino de Rivas, que acudió al programa en calidad de hijo de uno de los libretistas de La del manojo de rosas.
Defendió que los escritores tienen que ser siempre artistas, independientemente de lo que escriban o sobre el tema que escriban. No le gusta la etiqueta de música clásica, música culta o cualquier otra que se utilice para designarla, para Daganzo música es música, sin etiquetas y nos habla de la excelencia, esa que nunca debemos vulgarizar pero sí socializar.
<<La música posee su sintaxis, sus palabras elaboradas y su retórica>>

Galop de la obertura de la ópera Guillermo Tell de Gioacchino Rossini; interpretado por la Orquesta del Teatro Alla Scala de Milán, bajo la dirección de Riccardo Muti, abrió el acto. Y para cerrar, el autor escogió el Coro mixto final, Ved el sol de Gurrelieder, de Arnold Schönberg, todos bajo la dirección del maestro Josep Pons. 
El acto finalizó con la merecida ovación de público a ambas piezas musicales, y a la obra Clásicos a contratiempo de Antonio Daganzo.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Sexo con un poeta famoso


Inauguramos sección de traducciones de autores extranjeros con un poema de la célebre autora americana Denise Duhamel que, según la crítica literaria, es una experta en transmitir el sufrimiento de la existencia humana. 


Sexo con un poeta famoso
Denise Duhamel, 1961.
Traducción libre, divulgativa y sin ánimo de lucro
por Fernando López Guisado.

Tuve sexo la noche pasada con un poeta famoso
y, cuando me giré y me vi a su lado, me estremecí
porque estaba casada con otro,
porque se supone que no debía de haber bebido,
porque estaba en una fantástica habitación de hotel
que no reconocía. Debería haberte dicho
a estas alturas que se trataba de un sueño, pero recientemente
un amigo me dijo: «escribe sobre un sueño
pierde un lector», pero no quería perderte
de inmediato. Quería que escuchases
que a mí ni siquiera me gusta el poeta del sueño, que tiene
cuatro hijos, el más joven de mi edad, y que lo encuentro
poco atractivo y sólo le he conocido una vez,
quiero decir en la vida real, y estábamos en una reunión grande
en la que apenas hablé. Me desagradaron
sus comentarios denigrantes sobre las mujeres.
Incluso llegó a emplear la palabra «japo»
lo que me tomé como un insulto manifiesto a mi marido, que es asiático.

viernes, 10 de octubre de 2014

Poesía Té suicida

De izquierda a derecha, Paco Castañón, Pablo Méndez, Augusto Rodríguez y Antonio Daganzo
Ayer en el Ateneo de Madrid se llevó a cabo una lectura poética en homenaje a la poeta ecuatoriana Carolina Patiño, 
Augusto Rodríguez, compatriota, amigo y poeta, quiso mostrarnos no solo su obra El libro de la enfermedad, también la de Carolina Patiño, desaparecida con apenas 20 años.
En la mesa además del poeta se encuentra Francisco Castañón (Ateneo), Pablo Méndez (Ed. Vitruvio) y Antonio Daganzo (poeta y vicepresidente de Letras Vivas). 
<<Carolina de alguna manera, se ha convertido en una poeta de culto. Este acto es un homenaje a ella y una reivindicación de la poesía ecuatoriana>> dice Castañón que es el encargado de abrir el acto.
Pablo Méndez nos cuenta que conoció a Augusto por internet y que fue él quien le habló de otros poetas en Ecuador, principalmente de Carolina Patiño. <<Es una autora que será un mito, si no lo es ya. Vive veinte años y en ellos escribe dos libros, uno de ellos erótico. De los libros eróticos más bonitos y más desgarradores de ese tema>> dice Méndez que continua <<Carolina Patiño es algo más, algo mágico que no se entiende, pero que está ahí en su obra, en su poesía.>>

Augusto Rodríguez toma la palabra para hablarnos de la poesía ecuatoriana, cuenta que es muy dinámica, se hace con mucho cuidado, mucho esmero. Tiene fuerza. Reconoce que no es fácil de conseguir pero ciertos autores han conseguido que editores españoles muestren interés por su obra.
Cuenta el amigo que conoce la clave del ordenador de Carolina y cuando ésta se suicida lo único que pide al llegar a su casa es leer el libro inédito que sabe esconde la computadora Té suicida, una poesía intensa donde se lee mucha vida.
Rodríguez también nos habla de su libro que en realidad son cuatro en uno que se reunen bajo el título El libro de la enfermedad y que ha sido considerado en su país uno de los mejores libros de poesía ecuatoriana.
Además de leer algunos poemas de este libro, nos regala otros de País de la ausencia, libro inédito que lleva encuadernado en gusanillo.

Tras sus palabras da comienzo el recital de poesía que nos muestra la obra de Carolina Patiño y corre a cargo de los poetas Paco Castañón, Alberto Infante, Antonio Daganzo, Davina Sofía Pazos, Fernando López Guisado, Pablo Méndez y el propio Augusto Rodríguez.

Destaco para finalizar las palabras de Paco Castañón, antes de iniciar la lectura del poema Payasos <<El que decide tomar el camino del suicidio es aquel que no piensa en el suicidio, lo hace>>
El poeta ecuatoriano Augusto Rodríguez


Fotografía: Patricia Pérez y El Ballet de las Palabras.

martes, 7 de octubre de 2014

Los relatos no venden

Existe una teoría en el mundo literario sobre la poca aceptación que tienen los libros de relatos a la hora de comercializarlos comparándolos con otro género narrativo como es la novela.
Y debe ser cierto, porque como dicen, cuando el agua suena...
No obstante tenemos que romper una lanza a favor de este formato que han utilizado tantos y tantos escritores: Poe, Borges, Chejoy, James, Alarcón, Munro entre otros han encontrado en el relato una manera magnífica de contar historias.
El relato es espontáneo, con una inspiración inmediata en su génesis- podría decirse que en eso se asemeja de algún modo con la poesía- y en unas pocas páginas ha de contar, ha de llevar al lector a una aventura similar a la que viviría en una novela y como ella admite una gran variedad argumental
No cabe duda que todos los que nos consideramos asiduos lectores hemos empezado de niños por este género literario, pues aunque algunos autores los diferencian, un cuento no deja de ser relato o viceversa.
Desde Letras Vivas, promotora de toda actividad cultural y literaria que se precie, queremos animar a los escritores a fomentar este género que sirve, en muchos casos, para comenzar el complicado camino de la publicación. Las antologías ayudan a dar a conocer obras que en otros casos quedarían en un cajón.
No todo va a ser lo comercial. Tampoco en literatura el tamaño importa si lo escrito es bueno. Y lo bueno acaba vendiendo.

Por ello dejamos aquí varios títulos para hacer boca:
- Anatomías secretas, editorial Nostrum.
- Frankestein, diseccionando el mito, editorial Kelonia.
- Asi en el cielo como en la tierra, editorial Letras Vivas.